crueldad humana

15:29:00 Posted In Edit This 11 Comments »

Era perfecta: frente alta, ojos separados, orejas delicadas, barbilla firme, labios perfilados, dientes rectos, pelo largo, sedoso y más dorado que un Pretzel.

_ Abra bien los ojos, Fraülein, por favor_ dijo el médico inclinándose. (...)


(...)_Ingelheim, Gawain: veintidós años; Untersturmführer, teniente segundo de las SS. Primero de su promoción del Ordensburg de Sonthofen. Tiene un certificado de pureza aria de doce generaciones..."conoció" a Flaülein Greve en Halgadom la noche del 12 al 13 de mayo de 1938...(...)

(...)no había conocido a ningún otro hombre. Se había mantenido pura para aquel soldado, al que sólo vio una noche, una hora, lo que dura un beso. Pero al estrecharlo entre sus brazos, al recibirlo dentro de sí, al dejar que la penetrara, era al Führer a quien había entregado su virginidad, era al Reich a quien había ofrecido su pureza, su belleza, su inocencia. No la preñó un hombre, sino un pueblo. Y con esta responsabilidad había vivido los últimos nueve meses. un hijo cuyo padre es el Reich y cuya madre es Alemania... (...)

(...)_ Un niño!_ Exclamó la enfermera, y cortó el cordón umbilical.

Heidi lloraba de felicidad. Consultó el reloj del quirófano y comprobó que el parto había durado unas cinco horas. (...)

(...) Al mirar al médico vio que su semblante no reflejaba ya alegría alguna; estaba serio, tenía el ceño fruncido y se despojó de los guantes asqueado.(...)

(...) _equarta labia_ dictaminó el médico. _ o labio leporino, como se le llama vulgarmente: paladar hendido, ausencia de úvula...un ejemplo típico, no? (...)

(...) La madre miraba boquiabierta. De sus labios brotaban gritos silenciosos. Vio que el médico posaba la punta de la aguja en la fontanela del cráneo. El niño había dejado de llorar, reinaba un profundo silencio: la gran calma que precede a la muerte.

Cuando la aguja penetró, el niño tuvo un sobresalto, abrió los ojos e instintivamente los clavó en su madre.

El médico hundió más la aguja e inyectó el contenido.(...)

(...)La enfermera puso al niño en brazos de la madre. Pese a su rostro desfigurado y el hilillo de sangre que surcaba la frente, una extraña calma inundaba al bebé.

Heidi lo tomó como si fuera un objeto de porcelana. Sus miradas se cruzaron una vez más. Los ojos del bebé se habían velado; su mirada parecía alejarse, regresar al lugar del que había venido.

El pequeño dió una sacudida, emitió una especie de hipido y la cabecita cayó hacia atrás.

La mdre quedó anonadada; ni siquiera notó que la enfermera cogia de nuevo al niño, ni oyó apenas la voz amable pero firme del médico que le decía:

_La tendremos convaleciente un mes y luego la trasladaremos a la maternidad de Halgadom. Allí hay oficiales bien plantados que la harán olvidar este...percance..._Le acarició la mejilla como quien acaricia a un caballo y añadió_ Es usted jovel Fraülein Greve, y el Reich sigue necesitándola!!_


Huérfanos del mal; autor: Nicolas D`estienne D`orves.

11 lunáticos dicen:

Cuspedepita dijo...

A crueldade de que fixo gala o nazismo non ten parangón na historia da humanidade, anque por desgracia non tiñan a exclusividade. O mundo non parece ter aprendida a lección.

Eva dijo...

Que horror, e que cruel.Ésta parte da historia pareceume sempre unha aberración. Creo ademáis que nunca se chegaran a saber a metadade das animaladas que se levaron a cabo a mans destes seres que parecía mais invocacions do diaño que humanos corrompidos.

É increible, pero mais ainda que a sociedade sexa capaz de olvidalo como se non pasara nada.

Jordi dijo...

Leyendo esto por las noches te debes ir a cama con muy mal cuerpo.Que mal.

Ana dijo...

Que horror,que tiempos aquellos!
Me gusta mucho leer y ver documentales de esa época,y intentar asimilar todas las locuras que se cometieran en el reino del Reich.
Me apunto el libro.

Besos

paideleo dijo...

Que duro debe ser pasar por un momento deses !.
Enfin, corramos un tupido velo.

LM dijo...

sim mui tupido...

oko dijo...

Vilapán está no medio da nada, nun val no medio dos Andes venezolanos. É tranquilo no que a humanos respecta, o da fauna é outra cousa :)
Pero en GZ hai moitos sitios bastante tranquilos. É cuestión de buscar algunha vila abandonada... ;)

d´Agolada dijo...

O do nazismo non hai palabras para describilo, foi todo un auténtico horror. Saúdos

Suso Lista dijo...

Horripilante.

X dijo...

Fascinante. Me ha encantado, es probable que "robe" esta idea para un relato. Espero que me guardes el secreto. :P

Carlos Sousa dijo...

Demasiado forte para mín